Siempre me ha interesado el mundo inmobiliario. Antes cuando paseaba veía los anuncios que colgaban las inmobiliarias, para ver el pulso de la economía, para ver lo que había, y por ver las decoraciones que la gente tenía en sus casas.

Eran ratos divertidos, a veces cosas mal puestas, desordenadas, recargadas. Todavía no conocía el Home Staging, pero a veces veía una casa conocida, que sabía que se vendía, y me extrañaba que yo la recordaba mucho más bonita, e iluminada.

Esto también ocurría cuando buscaba alojamientos turísticos, hoteles.

Pensaba no solo tienes que tener tu propiedad bien, sino sacarle buenas fotos. Las propiedades son como nosotros, un mal enfoque, una mala iluminación y hasta el más “pintao” sale desenfocado.

Como bien nos cuenta Inmodiario en su artículo: El 25% de las fotográficos de los anuncios inmobiliarios ahuyentan a los compradores, “Todo cuenta cuando llega el momento de vender una casa. Hasta los mas pequeños detalles pueden desanimar a un comprador a visitar una vivienda , bajar el precio de la misma o retrasar una operación mas de la cuenta… “

 

Puedes leer el artículo completo en: Inmodiario

 

 

Si te ha gustado el artículo, ayúdanos a difundirlo en las redes sociales.